26 julio 2006

Sobre la serie del Valor Ganado

Quiero agradecer las contribuciones que están realizando algunos lectores y, sobretodo, a aquellos con quienes mantengo conversación a través del correo electrónico. Como todo en la vida, son las matizaciones particulares (la naturaleza del proyecto o el tipo de negocio en este caso) las que de alguna manera acaban por hacer realidad una técnica que deja así de ser una abstracción. La cultura de una organización es un aspecto crucial a la hora de tener éxito en un proyecto, aunque pensemos que siempre puede ser mejorable. En este sentido es muy importante que las técnicas se traduzcan al lenguaje de la organización, que den soporte a sus formas de hacer y no al revés. En definitiva, como meros medios que son, que se le den el uso correspondiente según lo que se espera obtener de ellos.